Mercedes Rodrigo (WALKHYRYA WOTAN)

 
Presentación.
Biografía.
Críticas.
 
 
 

* En Exposicion

Título: Paisaje nevado
Técnica: oleo
Medidas: 33x42 cm
Año: 2013
Precio: 420
  + impuestos

 

 

 

 


 

 

La pintura ha sido desde siempre, mi gran pasión. Con tres años, mis padres me regalaron una pizarra donde dibujaba constantemente princesas, castillos en todo aquello que formaba parte de mis cuentos infantiles. Siempre andaba entre lápices de colores, plumillas, tinta china y  acuarelas. Nunca me faltaba un cuaderno para pintar y dibujar. Mis padres se emocionaban muchísimo viendo que con tres años, me ensimismaba con mis cuadernos de dibujo porque era muy difícil de entender cómo era posible que sin saber leer ni escribir apenas todavía, hiciera esos dibujos imposibles para una niña de esa edad.
Mi trayectoria es autodidacta. Aunque estudié en la Escuela de Artes y Oficios de Barcelona, no quise continuar.
Durante muchos años, me dediqué a pintar por encargo. Los retratos y los bodegones  era lo que más me solicitaban amigos, vecinos, compañeros de trabajo pero también pintaba por el placer de pintar y luego regalaba mis cuadros.
A los trece años, pinté una copia de la Inmaculada de Murillo. La saqué de una estampa pero no calculé bien la proporción y no me cupo entera toda la Luna.
Sustituí uno de los ángeles por el rostro de uno de mis sobrinos. De todos modos, ese cuadro es una de mis obras más queridas y hasta el día de la fecha, sigue estando conmigo.

Le hice un cuadro a Jesulín de Ubrique mas que nada como homenaje a mi padre que le admiraba. Mi padre murió y quise entregárselo al diestro, lo cual me costó muchísimo aunque conté con el apoyo de la Casa de Cádiz de Barcelona y al estar esta asociación muy cerca de la Sagrada Familia y el cuadro expuesto a la vista de la calle, fue muy fotografiada por los turistas.

He seguido pintando cuadros de encargo pero por circunstancias de la vida, hacía quince años que no volvía a coger un pincel.
Este año hará uno que mi madre falleció repentinamente y yo no tenía ganas de vivir. Sin embargo, algo me impulsó a pintar y a plantearme si no era el momento de buscar para encontrar un hueco para algo que llevo dentro desde que nací. Yo pinto con el corazón. Según como me siento. Pinto figurativo mayormente, pero también tengo obras surrealistas y abstractas.

Consciente de la gran dificultad que conlleva el mundo del Arte y de los grandes pintores que hay, tengo sin embargo una fuerza interior que me anima a seguir luchando por conseguir que mi obra se conozca y que pueda superar los malos momentos que atravieso gracias a la inspiración de un universo que está ahí, al alcance de nuestros sueños.